PRELIMINARES, PORQUE NO VA A SER TODO LLEGAR Y BESAR EL SANTO

Bien es cierto que muchas mujeres de hoy en día salen un sábado noche buscando a hombres que le hagan disfrutar en la cama durante horas, buscan un buen polvo, pero eso no quita el hecho que el hombre está acostumbrado a llegar bajarse los pantalones y meter su pene en décimas de segundo, esto a las mujeres no les seduce demasiado ya que ellas prefieren ir poco a poco, prefieren recibir y dar besos por el cuello, tocamiento en las zonas íntimas, etc.

No quiero ir al grano directamente, porque antes de meterla en caliente, debéis saber que antes tenéis que encender el fuego, precalentar, calentar e incluso hacer que hirvamos. No todo va a ser llegar y besar el santo. Me temo que hay que prestarle la atención que bien se merecen, a los benditos preliminares. Porque después de la tormenta llega la calma y antes de esa tormenta, están los preliminares. El previo a la guerra sexual que tiene un hombre y una mujer cuando tienen relaciones sexuales.

Claro que nos gusta que la chica nos baje los pantalones y nos coma la polla, pero ellas necesitan creer que son importantes, que no solo queremos sexo con ellas, tienen la necesidad de hacer sexo de forma placentera y con cariño, da igual si la conoc
es o no, eso es lo de menos, tienen que sentirse queridas y la mejor manera para ello es acariciándola, besándola, etc, ya llegará las corridas en la boca y los gritos de placer de ellas al tener un orgasmo, primera hay que amasar bien el pan para meterlo al horno.